Top

Carta

19 Mar

Carta sobre el Día de la Laicidad

19 de marzo 2020

 

Hoy, la Gran Logia Femenina del Uruguay celebra el Día de la Laicidad, entendiendo el Laicismo como el respeto incondicional al ser humano, independientemente de su creencia religiosa, elevando la dignidad humana y la libertad a su máxima expresión.

 

La Laicidad se sostiene en dos columnas principales que son la Libertad y la Tolerancia, valores espirituales que la masonería defiende y practica.

 

En este sentido, nuestro país, Uruguay se destaca en el mundo, como país laico, conformando una sociedad de hombres y mujeres basada en la libertad, la igualdad y la tolerancia.

 

La masonería ha promovido siempre la libertad de consciencia, la tolerancia ideológica, religiosa y política, luchando siempre contra toda consideración dogmática, en la Orden y en la sociedad toda.

 

Habiéndose cumplido más de 100 años de la Reforma constitucional que consolidó el estado uruguayo como laico, la Masonería ha acompañado siempre el proceso de dicha consolidación, respetando todas las religiones y reconociendo el valor espiritual de cada una de ellas.

 

La laicidad es la garantía mayor que tienen todos los seres humanos para vivir y desarrollarse en la práctica de los valores espirituales, no solo en el ámbito de la educación, sino en la familia y en la comunidad toda.

 

Valores espirituales como la solidaridad, la honestidad, la tolerancia, la humildad interior, la igualdad, el amor al prójimo, el trabajo por el bien común.

 

La Gran Logia Femenina del Uruguay se une a la celebración de la Laicidad, llamando al despertar de la consciencia, al desarrollo del propio Ser, al cultivo de los valores espirituales, al “Conócete a ti mismo” , para asegurar la convivencia pacífica entre todos los seres humanos, el respeto a la libertad y la “Verdad” del otro, el respeto a los derechos de nuestro prójimo y llamando a la consciencia de Unidad.

 

Continuemos alimentando con nuestro trabajo individual y colectivo como masonas, la consolidación de la Laicidad como garantía máxima de la Libertad de todos los seres humanos.

 

Serenísima Gran Maestra Ma. Estela Vieras